viernes, 17 de abril de 2015

CELEBRACIÓN DE LA PASCUA DE RESURRECIÓN







El tiempo de Pascua debe significar para los cristianos un progreso en la fe, en el Espíritu de JC que penetra, ilumina, y fortalece nuestro camino
Y si ésta es nuestra fe, ésta es también la causa de nuestra alegría. Por eso, la Pascua es tiempo de alegría, de fiesta, de abrirnos sin miedo a la vida de Dios. De ahí que ahora, como hemos hecho en la celebración de la misa de Pascua,  renovemos nuestro compromiso bautismal de fe en el Padre que es amor, en el Hijo que es nuestro camino, en el Espíritu que está presente y vivo en nosotros.

Renovación de nuestra fe que es renovación de vida y llamada a la alegría.











No hay comentarios:

Publicar un comentario